En la playa, con los adolescentes

12 de julio de 2018 Ver más noticias

Llegó la cita esperada por la chavalería “menuda”. Así están disfrutando del Campamento de Integración de Verano Menudos Corazones en la playa de Murcia.

MIÉRCOLES, 11 DE JULIO

¡Arranca el campamento con ilusión y muchas ganas de aventuras! Durante el viaje a la playa nos dio tiempo de ponernos al día de nuestro año lectivo, conocer a los nuevos integrantes del grupo, escuchar música y sacarnos muchas fotos. Y, por supuesto, comer. ¡Qué hambre teníamos todos y qué ganas de llegar a nuestro destino!

Una vez instalados en nuestras habitaciones conocimos las normas del albergue, los nombres de las cabañas… y los nombres de nuestros nuevos monitores.

Antes de irnos a dormir, nos hemos tomado fotos de nuestra velada “rompehielo”. Algunos hemos estado un poco más tímidos porque era el primer día del campa, pero la experiencia ha comenzado con muy buen pie. Estamos convencidos de que estos días nacerán bonitas amistades y se reforzarán los afectos de siempre.

¡Mañana, más!

JUEVES, 12 DE JULIO

Por la mañana nos hicimos una foto juntos antes de irnos a la playa a refrescarnos y a comenzar con más actividades. Nos hemos dividido en grupos y hemos jugado al “Ninja”, al fútbol sin balón y por supuesto a la mítica “Ameba”.

Después de este rato divertido, nos hemos pegado un magnífico chapuzón… con tertulia en el agua y todo.

Tras la comida, nos hemos quedado charlando y luego hemos aprendido sobre las actividades náuticas antes de pasar a la acción.

Después de la ducha y de la cena, el cielo se oscureció y dio comienzo nuestra velada. El “Cluedo” empieza y … ¿Quién será el primer equipo que descubra al asesino?

 

 

VIERNES, 13 DE JULIO

Después de un estupendo desayuno comenzamos el día con un taller de carteras. No solo hemos trabajado la creatividad y la imaginación, sino que ¡nos han quedado fantásticas!

Además, hemos tenido esta mañana la visita la presidenta de la asociación Todo Corazón de Murcia, Mª José Ibáñez, y su psicóloga, Margarita Villanueva. ¡Gracias!

Después de la comida nos fuimos todos a tomar un
helado muy rico y refrescante y el rato de tiempo libre, que nos organizamos a “nuestro aire”, lo dedicamos a jugar a las cartas y al “salseo”, que es lo más nos gusta.

Aprovechando un lugar privilegiado por donde corría la brisa, Armando nos explicó más términos de navegación. Y aunque no hemos podido salir con la vela a causa del viento, seguimos aprendiendo más y más.

¡Cómo nos hemos divertido con la tablas de ‘paddle surf’! ¡Estamos hechos unos expertos! Además, es un deporte que se adapta fenomenal a todos los que participamos en el campa de integración del verano. Y en lo que también somos especialistas es en el Twister, que nos dio tiempo de jugar.

Para cerrar el día, qué mejor forma de hacerlo que con el mítico e inigualable ¡¡¡FURORRRRRR!!! Este año, además, con nuevas normas que nos han hecho esforzarnos un poco más.

 

SÁBADO, 14 DE JULIO

La primera parte de la mañana la hemos dedicado a preparar nuestras actuaciones de la noche con la temática de…

Pues mejor nos guardamos el secreto hasta la noche. ¡Nos encantan las sorpresas!

Para terminar la mañana algunos nos dimos un chapuzón en la playa (¡qué calentita está el agua!) mientras otros seguimos preparando nuestros disfraces para la velada nocturna.

Por la tarde, tuvimos tiempo de realizar la prueba de la pinza así como nuestro mítico ‘buzón marujónnnnn’. Y seguimos aprendiendo más sobre vela antes de salir al mar. En nuestro segundo día de actividades náuticas comenzamos a sentirnos más seguros.

Y tras tomarnos fotos de grupo, hacer piragüismo y hasta aprender sevillanas, y casi sin darnos cuenta, llegó la noche y comenzó nuestra velada de… ¡Superhéroes!

 


DOMINGO, 15 DE JULIO

El cansancio ha hecho acto de presencia y se nota por las mañanas… cada día que pasa nos cuesta más despegarnos de las sábanas. ¡Y es que estamos viviendo este campamento de integración del verano a tope!

Para desperezarnos del todo hemos iniciado el día utilizando la lógica con un juego de supervivencia en el espacio. ¡Ha sido genial!

Sin darnos casi cuenta, hemos llegado al ecuador de nuestro ‘campa’ y qué mejor forma de celebrarlo que cambiando un poco de aires. Nos fuimos a pasar el día a la piscina, donde hemos charlado, jugado a las cartas, descansado y, sobre todo, disfrutado del agua.

Hoy también hemos tenido una visita especial: la de Noelia, joven de la Fundación. Para muchos de nosotros fue una gran alegría compartir un rato con ella y fue de gran ayuda escuchar sus experiencias.

Y para despedirnos de la piscina, quisimos retratarnos todos con la bandera de Menudos Corazones. ¡Qué orgullo posar con ella y con
este grupo tan especial!

Cerramos la jornada con la velada ‘Zapping 5.0’ en la que hemos demostrado nuestros conocimientos televisivos y nuestro recién adquirido saber náutico.

 

LUNES, 16 DE JULIO

Como estamos cansados de la rutina de todo el año, en el campa nos gusta ir cambiando para no encasillarnos. Por eso,
en estos últimos días las actividades náuticas las hacemos por la mañana, aunque eso suponga madrugar para poder disfrutar del mar. ¡Y compensa!

Cada día tenemos más confianza con las actividades naúticas. ¡Algunos nos estamos pensado pedir un velero a nuestros padres este verano! ;-)

Después de tantos días navegando volveremos con unos brazos increíbles y con el orgullo de haber aprendido los secretos de algunos deportes acuáticos que nos sientan fenomenal, como el paddle surf, la vela y el piragüismo.

Álvaro cumplió años y lo celebramos con una original tarta de chuches. ¡Felicidades, compañero!

Después de entonar el “cumpleañooooos feliiiiiiz”, tocó reposar la comida y disfrutar de las charlas, el mikado o las cartas. También estuvimos preparando nuestros disfraces para la velada de la noche.
¡Cuidado con los “Menudos Piratas”!

Antes de que nos pillara la hora de la ducha y la cena, nos dividimos en cuatro equipos para jugar al ‘balón prisionero’ y al ‘Ultimate’.

Y por la noche, los piratas estuvimos listos para la gymkhana fotográfica. ¡Más de uno se asustó al vernos disfrazados por el paseo marítimo!

MARTES, 17 DE JULIO

Repetimos la dinámica del lunes, que nos gustó mucho: por la mañana nos dedicamos a las actividades náuticas. Además de la vela, nos apeteció practicar ‘paddle surf’. ¡Es una pasada!

Las horas nos rindieron un montón y pudimos hacer muchos juegos tanto dentro como fuera del agua, y disfrutar con la compañía de los amigos.

Después de comer, el cansancio hizo acto de presencia. Algunos nos tumbamos a descansar mientras otros, en grupo, charlábamos animadamente.

Como la diversión no decae ni un minuto, nos visitaron John y Toñi para darnos una clase de bachata. Parecía fácil pero había que coordinarse mucho. Somos muy aplicados y atendemos a todas las explicaciones, pero la verdad es que a algunos nos costó más que a otros… La clase terminó con una exhibición de Toñi y John que nos dejó boquiabiertos. ¡Qué arte el de nuestros profes!

Para cerrar el día, participamos en un concurso de baile en el que pusimos a prueba todo lo aprendido. ¡Qué nervios!

MIÉRCOLES, 18 DE JULIO

Hoy nos hemos levantado con muchas ganas de visitar Cartagena. Ya en el autobús fuimos canturreando y charlando con nuestros ‘compis’.

En el Museo del Teatro Romano nos explicaron cómo era la vida en este recinto, su acústica, cómo se disponía la gente en la grada, la evolución de las excavaciones, el trabajo que queda por hacer… ¡Qué interesante todo! Nos entró tanta curiosidad que hicimos muchas preguntas, resueltas por Jesús, nuestro maravilloso guía.

Por ejemplo, Jesús nos contó cómo se organizaban los artilleros para disparar un cañón (que, como vimos, no era nada fácil). Nos quedamos muy sorprendidos al saber que solo el 10% de los disparos eran certeros.

A la vuelta del museo, disfrutamos de un paseo en catamarán y para comer hicimos un picnic en los jardines de la ciudad.

Terminamos nuestra visita a Cartagena adentrándonos en un refugio de la Guerra Civil.

En la velada nocturna, chicas y chicos nos convertimos en monitores y organizamos todas las actividades. ¡Qué divertido esto de cambiar los roles! Hicimos pasar a los ‘monis’ por diferentes pruebas: el teléfono escacharrado, hacerse un vídeo con un turista, encontrar objetos, imitar… ¡Ha estado genial!

JUEVES, 19 DE JULIO

En nuestro último día de vela no pudimos dejar de sentir algo de pena… Y es que, realmente, hemos disfrutado muchísimo con esta actividad.

Para despedirnos del mar antes de la vuelta a casa, qué mejor idea que hacer una pequeña regata, aunque el viento no nos acompañó. Después de la primera vuelta, los dos barcos más rápidos de la regata compitieron entre sí. ¡Menudos expertos!

Mientras transcurrían las rotaciones en la vela, otros grupos practicaron ‘paddle surf’, hablaron, descansaron o se hicieron unas  trenzas monísimas en el pelo.

Hoy queremos destacar a las dos personas que nos han cuidado durante todo el campa: la médica Marta (a la derecha, en la foto superior) y la enfermera Blanca. ¡Muchas gracias! ¡Sois estupendas!

Por la tarde, después de la evaluación del campa, como todos los años, vivimos la entrega de diplomas.

Y, por la noche, a punto de concluir nuestra experiencia veraniega de 2018, nos prepararon una superbarbacoa. ¡Qué a gusto cenamos en el patio!

Para finalizar, disfrutamos cada segundo de la fiesta hawaiana a la orilla del mar. ¡Un broche de oro para unos días inolvidables!

Gracias, Iberdrola, por el apoyo sostenido a nuestro programa de Ocio y Tiempo Libre.

Y gracias, también, a la Fundación Mutua Madrileña por su colaboración, y a Caser Seguros, Johnson Controls, Volvo y Physio Control por su aportación.