Los adolescentes ¡ya están disfrutando de la playa!

7 de agosto de 2017 Ver más noticias

Domingo 6 de Agosto

A eso de las 18:00 horas, hemos llegado todos a Moraira y ha empezado ¡nuestro campamento!

Y como hacía bastante calor, no había mejor forma de empezar que en la piscina, así que ¡todos los acampados al agua!

Las instalaciones están muy bien. De momento no tenemos ninguna queja, pues las habitaciones han gustado mucho.

La noche ha llegado pronto, y con ella el juego de velada y la explicación de horarios, juegos y normas. Mañana será un día intenso. ¡Buenas noches!

Lunes 7 de Agosto

Como hace bastante calor, bebemos mucha agua y nos bañamos en la piscina y, por fin, ¡en la playa! Allí empezamos el día con un concurso de esculturas de arena. ¡Han quedado chulísimas!

Después de comer, durante nuestro tiempo libre tocan las charlas, el juego de cartas y la siesta. Cada uno hace lo que más le apetezca, para eso es tiempo libre.

Y durante la tarde, hemos tenido también nuestro ratito de agua. Hoy ha tocado aquagym: música, baile y risas en la piscina. Y nadie se ha quedado sin bailar. Da gusto pasar el tiempo así de fresquitos.

Después, Bea, la doctora, y Blanca, la enfermera, se han encargado del taller de primeros auxilios. Hemos aprendido cómo actuar en un montón de situaciones distintas y a saber qué es lo más importante tener en cuenta en cada una de ellas. Hacer prácticas es la mejor forma de aprender.

Por la noche, hemos tenido nuestra velada y los monitores se han disfrazado. Es una larga historia, casi una película. Seguro que las chicas y los chicos os lo contarán a la vuelta.

Martes 8 agosto

¡Buenos días!

Pero qué energía tienen estos chicos. Casi recién levantados y ahí están, con ganas de playa, de juegos, charlas, y paseos. Así que después del desembarco en la playa, la mañana ha empezado con una yincana pirata. Cada grupo estaba capitaneado por un pirata, ¿o era un bucanero?, ¿o tal vez un corsario?… Uf, vaya lío. Todos hemos aprendido algo y, sobre todo, hemos pasado un buen rato.

Y tras la yincana, unos colocan la sombrilla, otros se hacen fotos y los hay que prefieren un chapuzón.

Por la tarde, seguimos con juegos en la piscina. Y aquí está el momento de relax de hoy con los talleres de Jumping Clay y de Hama Beads. Con un poco de paciencia, un poco de habilidad y algo de imaginación, los chicos hacen cosas geniales.

Llega la noche y con ella la hora de la velada. Tenemos tiempo para jugar a un Trivial por grupos y a leer el “Buzón marujón” con las notas que se han escrito entre ellos durante todo el día. Es un gran momento de risas y de “salseo”.

Y hasta aquí el día de hoy, un día victorioso.

Miércoles 9 agosto

8:30 horas de la mañana y esto es lo que vemos desde las habitaciones: grandes charcos de agua. Pero, como dice el refrán, “al mal tiempo, buena cara” y eso es exactamente lo que hemos hecho.

Hoy era día de excursión y, como la lluvia no iba a durar siempre, decidimos seguir con los planes previstos. Y como veis, cuando llegamos a Guadalest, el sol brillaba radiante y pudimos visitar tranquilamente los museos de miniaturas y pasear por el pueblo.

Claro que lo más interesante del día es lo que os cuento a continuación: el juego del clip, que consiste en rememorar los tiempos del trueque, aquellos en los que el dinero no existía como tal y la gente intercambiaba cosas. Esto es lo que han conseguido los chicos a cambio de un clip: aceitunas, una flor, chupa-chups y una bolsa de pasas, una planta, más aceitunas, un melón… Sí, solo a cambio de un clip o de dos o, como máximo, de tres.

Si es que, a veces, sólo nos tienen que animar a seguir otros caminos y podemos conseguir todo lo que nos propongamos. Sólo hay que atreverse a dar el primer paso. Lo mismo pasa en los talleres de manualidades: “¿Seré capaz de hacerlo? Yo no lo he hecho nunca. A mí eso no se me da bien”. Pero lo intentamos. Y todo lo que hacemos, hasta lo más pequeño, tiene un valor incalculable, porque nos hemos atrevido a hacerlo y, además, incluso podremos mejorarlo. El día de hoy termina como empezó, con lluvia, pero tenemos prevista noche de cine. Será una noche tranquila…o no. ¡Buenas noches!

Jueves 10 agosto

¡Buenos días! Si hay algo que caracteriza un campamento son las canciones y la música. Cantamos antes de comer, escuchamos música mientras trabajamos en los talleres y bailamos a todas horas.

¿Veis el movimiento en las fotos? ¿Podéis sentir la música? Podemos escuchar música para divertirnos, pero también para relajarnos, para expresar sentimientos y para adentrarnos en el mundo mágico que está dentro de cada uno de nosotros.

Acompañadnos y escuchad la música y el silencio. La melodía, la armonía, los descansos, la respiración, el ritmo, los acordes, el sonido, los movimientos… Cada uno de nosotros tiene diferentes gustos y reacciones emocionales con respecto a la música. Cada uno de nosotros es único, pero, igual que las notas musicales, todos juntos compondremos la melodía. Y así ha empezado nuestra mañana, con la música del corazón.

Y de un arte, pasamos a otro: la cocina. Porque comer es una necesidad, pero cocinar sin duda alguna es un arte. Tenemos la receta, cocineros y todos los ingredientes para hacer una obra maestra. Hemos cocinado recetas variadas de tiramisú.

Por la tarde, hemos cambiado los papeles. Los acampados se convierten en monitores y los monitores en acampados. Ellos preparan los juegos y las actividades. Y por la noche, la velada de Talent Show. Hemos tenido bailes, chistes, canciones, magia, monólogos, pero nos despedimos y os dejamos aquí una de las poesías que se han leído y que nos ha emocionado a todos.