El tema del aborto

El aborto es un tema controvertido. El diagnóstico prenatal no está pensado, en absoluto, para facilitar algún tipo de preselección que únicamente permita el nacimiento de niños sanos, pero hay casos en los que la interrupción del embarazo puede parecer la mejor solución. Los padres que eligen abortar temen, con frecuencia, el juicio negativo de otras personas y, por ello, tienden a mantenerlo en secreto y se aíslan de la familia y los amigos. Como ha demostrado un estudio, este temor es, con frecuencia, imaginario y los padres pueden encontrar apoyo en la gente en quién confían. La interrupción del embarazo puede provocar fuertes sentimientos de pena y culpa que pueden persistir durante mucho tiempo. Incluso, si es fruto de una decisión, sentir pena es algo normal y probablemente no se vaya en un período de tiempo definido. Puede durar durante un tiempo relativamente largo.

 

El sentimiento que se siente tras un aborto inducido es comparable a la pérdida perinatal y tienes todo el derecho de sentirlo así. Por tanto, es importante posibilitar el proceso de duelo y contar, a lo largo de este proceso, con apoyo profesional, en caso de que sea necesario. Dado que un problema como éste afecta a ambos padres, es una tarea que se supera más fácilmente, si se enfrenta conjuntamente con la pareja.

 

Autora: Eva Niggemeyer

Revisado por: Dr. Vlasta Fesslova

Fuente: www.corience.org