Sentirse mentalmente inestable

No es fácil asimilar la noticia de que algo no va bien con tu futuro hijo. A muchos padres les resulta muy traumático, ya que significa la pérdida de un embarazo feliz y sin problemas. Se ven, de alguna manera obligados a enterrar al hijo que habían imaginado. Los sentimientos de dolor, pérdida y depresión son comunes y las malas noticias producen, con frecuencia, una inestabilidad mental que puede incluir:

  • Desórdenes con el sueño y la comida.
  • Pánico y miedo.
  • Pensamientos suicidas.
  • La negligencia de las actividades cotidianas.
  • Aislamiento social.

Todos estos sentimientos son normales dadas las circunstancias y es importante permitirse experimentarlos. Los padres preocupados comentan, con frecuencia, haberse sentido responsables o culpables por la malformación de su hijo, pero hay muchas causas de cardiopatías congénitas y no hay nada que pueda hacer una madre embarazada, que no presente una historia familiar de anomalías congénitas del corazón, para prevenir o causar esas malformaciones.

 

Autora: Eva Niggemeyer

Revisado por: Dr. Vlasta Fesslova

Fuente: www.corience.org