¿Y ahora qué?

Es importante que se acepte la situación lo mejor posible, especialmente porque el estrés y la ansiedad pueden afectar de forma negativa al embarazo. Es importante sobreponerse a los sentimientos de soledad y aislamiento y compartir tu experiencia con alguien en quién confíes. Esta persona bien puede ser un familiar o un amigo, pero también te puede ayudar el recibir apoyo profesional, en especial si te sientes muy desequilibrado. Es crucial que expreses tus sentimientos. También puede ayudar el compartir tus experiencias con otros padres afectados.

 

Autora: Eva Niggemeyer

Revisado por: Dr. Vlasta Fesslova

Fuente: www.corience.org