Atención psicológica

Menudos Corazones organiza reuniones de padres en los hospitales, un espacio de expresión, reflexión y aprendizaje sobre la enfermedad con el objetivo de intercambiar y compartir experiencias, sentimientos, conductas…

En el hospital nos surgió ir a las reuniones de Menudos Corazones y seguí el consejo. Una tarde fui a una y, a pesar de haber llorado, salí de allí muy animada. Conocí otras historias similares a la nuestra y gente maravillosa con un gran corazón. Algunos papás me dieron mucha fuerza. ¡Ojala yo sepa tratar el asunto tan bien como ellos!

Las psicólogas también llevan a cabo seguimiento hospitalario con atención individual visitando a las familias en las habitaciones de la planta, la Unidad de Cuidados Intensivos o Neonatología.

Nunca olvidaré la espera en los pasillos cuando a Alejandro ya lo habían metido en el quirófano para trasplantarlo. La psicóloga de la fundación estuvo conmigo caminando en los pasillos del hospital, pues mis nervios estaban a flor de piel, mientras esperaba que un avión trajera de camino al papá y a los abuelos de Granada. Gracias, jamás lo olvidaré, sabéis estar en los momentos más duros y dar una inmensa paz.